Polvora Mojada: Dos Relatos: El Oro De Stalin/¡hundan Al Bismark!

El libro Polvora Mojada: Dos Relatos: El Oro De Stalin/¡hundan Al Bismark! en formato PDF. El libro Polvora Mojada: Dos Relatos: El Oro De Stalin/¡hundan Al Bismark! en formato MOBI. El libro Polvora Mojada: Dos Relatos: El Oro De Stalin/¡hundan Al Bismark! en formato ePUB. El libro fue escrito en 2004 por el autor Luis Mollá Ayuso. Disfruta leyendo con el sitio web cdaea.es.
Cdaea.es Polvora Mojada: Dos Relatos: El Oro De Stalin/¡hundan Al Bismark! Image

INFORMACIÓN

FECHA 2014
NOMBRE DEL ARCHIVO Polvora Mojada: Dos Relatos: El Oro De Stalin/¡hundan Al Bismark!.pdf
TAMAÑO DEL ARCHIVO 1,18 MB
ISBN 9788494084539
AUTOR(A) Luis Mollá Ayuso
DESCRIPCIÓN

“Pólvora mojada” es un conjunto de dos relatos navales en los que los marinos habrán de enfrentarse a su suerte en un medio tan hostil como el mar en la peor de sus versiones. “Hundan el Bismarck” trata de los últimos días del que fue el acorazado más poderoso de todos los tiempos, narrados desde la perspectiva del teniente de navío Müllenheim-Rechberg, oficial asignado a las torres de artillería de popa y el más antiguo de los marinos alemanes supervivientes al hundimiento. “El oro de Stalin” es un relato de ficción ambientado en la II GM, en el que, en su caprichoso giro, la rueda de la fortuna involucrará en una historia común a un buque mercante norteamericano, un submarino alemán, otro ruso y dos aviones, un Lancaster británico y un B-24 norteamericano. El caprichoso destino conducirá la suerte de todos hasta un inesperado punto final en el que el mar se erigirá en el juez que dicte la sentencia definitiva.

DESCARGAR LEER EN LINEA

"Pólvora mojada" es un conjunto de dos relatos navales en los que los marinos habrán de enfrentarse a su suerte en un medio tan hostil como el mar en la peor de sus versiones. "Hundan el Bismarck" trata de los últimos días del que fue el acorazado más ... "El oro de Stalin" es un relato de ficción ambientado en la II GM ...

El Cristo del Gran Poder y la Virgen de la Paloma, eran allí dos hermosos cuadros; había un gran cromo con la Numancia, navegando en un mar de musgo, y otro cuadrito bordado con dos corazones amantes, hechos a estilo de dechado, unidos con una cinta. Se hacía tarde, y Jacinta no tenía sosiego.

LIBROS RELACIONADOS